Blogia
Leonor

Rubén sorprendió en la UNEAC

El viernes, la Tertulia de los Comunicadores para la Cultura tuvo un invitado muy especial; alguien que dijo sentirse así de bien entre los aplausos de los más sinceros admiradores en las ruinas del Mejunje.Rubén Darío Salazar nos contó allí sobre la batalla ganada para hacer El Patico Feo cubano, criollo, colorido hasta el colmo y que con tremenda dignidad llevó también a Francia, destacando el valor artístico de nuestro mundo titiritero -que no ha perdido su linaje. Rió con ganas al intercambiar con Carmen Sotolongo y Arístides Vega; contó sobre la creación y permanencia de actores en el Grupo Las Estaciones y acerca de experiencias en grandes teatros.Se tornó muy serio, reflexivo, comunicativo por su espontaneidad y argumentos: “el teatro de títeres no debe se chato. Debe estar muy cerca de la música, el ballet, la literatura, porque de ellos requiere la concepción del teatro para niños.Y sorprendió por sus revelaciones: su próximo proyecto será Los Zapaticos de rosa, versión en la que utilizará muñecas de la fábrica Lili , música de rondas infantiles , juguetes, escenas de cine, porque –afirma- le gusta tentar al vago; jugar con lo que parece imposible. 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres